jueves, 22 de abril de 2010

PENGÜIN CAFE ORCHESTRA. 1ª Parte. Perpetuum Mobile.

Erase una vez que un guitarrista clásico y compositor inglés llamado Simon Jeffes comió un pescado en mal estado, estubo varios días con fiebre y alucinaciones, días después, mientras tomaba el sol, tubo una revelación de esas alucinaciones, vio un hotel donde la gente estaba alienada y buscaba la felicidad de forma egoísta, y escuchó una frase absurda, "Soy el propietario del Café Pingüino, te diré cosas al azar". Y así descubrió las armonías que le harían famoso.

Cuenta la historia que junto a la cellista Helen Liebmann fundó la "Pengüin Café Orchesta", que luego se les fueron uniendo mas músicos, que crearon un estilo único, en algunos casos con toques minimalistas, que las portadas de sus discos son pinturas surrealistas que muestran personas con cabeza de pingüinos, cuentan que sus conciertos eran muy curioso, en el escenario ponían una terraza de bar, o de hotel mejor dicho, y allí iban sentandose los músicos alternandose, y también cuentan que Simon Jeffes era el mejor cuentahistorias, que en las entrevistas que le hacían era maravilloso escucharle, empezaba....y era dificil hacerle callar. solo le silenció la muerte en 1.997 por culpa de un tumor cerebral.
Y colorín y colorado, este cuento se ha acabado, aunque yo estoy segura de que allá...donde esté ahora Simón Jeffes, estará tocando ese maravilloso Harmonium que encontró aquí abajo, o su amada guitarra en un perpetuum mobile.

3 comentarios:

ORIKE dijo...

Es una musica preciosa, me encanta.

Elena dijo...

Bienvenido Orike, me da mucha alegría que mires mi blog.
Un beso.

Elena dijo...

Hacía mucho que no escuchaba este tema, y ahora me gusta mas que antes, es genial.